La fatiga mental en el deportista

La fatiga mental en el deportista

Que hablemos de psicología y mente, de la misma manera que hablamos de lesiones y traumatología es empezar a naturalizar lo que es evidente. Que deportistas de renombre anuncien que trabajan con psicólogos, que cuidan su salud mental, es quitar ese miedo al sentirse vulnerables por ello.

En el deporte de élite presión hay, la dificultad viene cando las demandas son superiores a las que el deportista puede atender por falta de recursos. De ahí la importancia del entorno y de los profesionales que los acompañamos. 

Es importante tener en cuenta que la fatiga mental no es lo mismo que el agotamiento; este último se desencadena por cosas que suceden a tu alrededor, como una carga de trabajo constantemente alta, inseguridad deportiva o poco control de las cosas que le rodean en el día a día.

Lo que si podemos ver es que cada vez son más las noticias de deportistas que se retiran pronto y con un gran palmarés a sus espaldas. Nadie les prepara para ser deportistas de élite,  no se les avisa de que habrá momentos difíciles para los que habrá que trabajar. Sólo se les prepara para lo bonito.

¿Qué puede pasar por la cabeza de un número 1 para decidir dejarlo? Aparece la culpa, sentimientos negativos hacia su propia profesión e incluso hacía las personas que lo rodean, dejan de tener ganas de ir a entrenar y pierden la motivación necesaria para seguir trabajando al nivel que implica la alta competición.

Tener todo lo que los demás ven como “mucho”, vemos que no es suficiente. La fama, el reconocimiento, el estatus….es superficial. El deportista necesita sentirse satisfecho con su trabajo por encima de los resultados.

Desde fuera nos parece atractivo pero desde dentro se vive mucha soledad, muchos viajes, muchas fechas importantes a las que no puedes asistir…

Para todo ello hay que prepararse y por ese motivo la labor del psicólogo deportivo es tan importante en el acompañamiento de cualquier deportista de élite que viven siempre bajo la presión de los logros.

Sin duda alguna la salud mental es la base de cualquier persona y por tanto de cualquier deportista. El auto cuidado emocional puede prevenir cualquier trastorno futuro  y aportará equilibrio emocional, algo especialmente importante para poder competir a un alto nivel.

Es necesario atender la parte mental como se merece, con profesionales en todas las infraestructuras deportivas para prevenir, acompañar y ayudar al deportista en todas sus modalidades y categorías.

Sabemos que es importante pero no es suficiente, hay que ofrecer recursos y formación.

Comments are closed.